miércoles, 7 de julio de 2010

Reglas de Oro del Dominó - El Cuadro del Engaño / Cuadro al Pié / Cuadro a Muerte.

Queridos Amigos, este escrito lo publiqué el Jueves 27 de marzo del 2008, y vengo observando como se sigue repitiendo en buenos Jugadores de Dominó y en otros con menos cualidades, por lo que me permito volver a escribirlo y publicarlo para actualizar a todas las Personas que no han tenido el tiempo o la intención de escudriñar y de leer este querido Blog.

Definitivamente el Juego del Dominó se ha venido caracterizando por la manera como viene cautivando cada vez mas adictos, al analizar por el argumento de este razonamiento, nos encontramos que este carece totalmente de limitantes, ya que es uno de los pocos Juegos que para ejercer su práctica, no hace falta tener Edades determinadas, Sexos, Posición Social, Nivel Cultural, Recintos o Canchas Especiales, Costos Asociados, en fin sin limitante de ninguna naturaleza.

En Venezuela este Juego data de hace muchos años, Yo diría sin temor a equivocarme que es el verdadero Esparcimiento de las Mayorías. Sobre este apasionante Juego, debo admitir que grandes y buenos Amigos han escrito libros, columnas, Artículos de muchas y variadas opiniones, que en algunos casos bien pudiéramos considerar como conceptos claramente definidos, de éste último me permitiré contravenir uno quizás de lo mas Populares como es el bien llamado “CUADRO A MUERTE”. Esta acción también llamada “CUADRO AL PIE”, es una de las Jugadas mas peligrosas de este Juego, ya que he venido observando como en repetidas oportunidades se ejecuta y lo peor en Jugadores de alto nivel, Yo me atrevo a decir que de 100 cuadros que se dan se pierden 95, por lo que no dudo en calificarlo como uno de las malas Jugadas de este esparcimiento y por eso la denomino “EL CUADRO DEL ENGAÑO”, es increíble como se pierden manos que teóricamente deberían arropar a la pareja contraria, (aclaro que estas aseveraciones y conceptos, aplican en Jugadores con Métodos definidos y que todos estos Métodos, se fundamentan solamente en la pensada), a continuación me permito exponer las motivos que me fundamentan para aseverar este razonamiento, así como también cuándo debe ejecutarse este “CUADRO DEL ENGAÑO” y por qué:

Conocimiento de las Desventajas Cuadro al Pié – Cuadro a Muerte:
Generalmente este Cuadro se produce cuanto se tiene mayoría y sobre la primera jugada del Jugador “C”. Lo tipifico como El Cuadro Del Engaño, ya que pareciera tener a voluntad el control de la mano tornándose agresiva y de ataque. Sin embargo mi experiencia al respecto me dice que es un Cuadro Malo o Pésimo, ya que violenta y se definen las desventajas que señalo a continuación:

01.- Pueda darse que el doble lo tenga en pelo el salidor de la mano.

02.- Intencionalmente Acelero la debilidad de mi juego, ya que si tengo mayoría a la que estoy Cuadrando obviamente tengo falla o minoría de la que van a dar, al castigar mi cuadre.

03.- Atraso por completo el desarrollo inicial de la mano de mi Compañero, ya que generalmente no puede reproducir su carta inicial y si ésta es alta (Juegos de 4, 5 y 6), entonces es muy mala la jugada, ya que el juego alto se respeta y con este tipo de jugada postergo el desarrollo del juego alto, esto sucede cuando el Doble está en poder del Salidor...

04.- Puede que la piedra con la que castigue el salidor, sea el violín de su Compañero o propicie un juego de mayoría y fuerza en el Jugador “C” razón por la cual me va arrear en todo el desarrollo de la mano, anulando por completo el desarrollo y fuerza de mi mano y por ende debilitando el Juego de mi Compañero.

05.- Automáticamente me creo una Falla en mi juego inicial, ya que estoy castigando y cuadrando sobre la salida del contrario, sin quedarme ninguna piedra de defensa, además de acelerar mi falla original o debilidad de mi juego.

Por último concluyo que este tipo de Jugada “Cuadro al Pié”, bien conocido como el “Cuadro a Muerte”, es definitivamente Engañoso pero sobre todo Malo, ya que define variantes favorables a la Pareja Salidora, independientemente que el Salidor de la mano, haya pasado con el Cuadre.

Sin embargo como todas las Reglas tienen su excepción, el Dominó no escapa de este axioma, por ello a continuación defino cuando este Cuadre debe darse:

2.1.- Cuando el Compañero inicia un piedra pensada que no llevemos o que es falla natural de nuestro juego, obviamente le indico con este Cuadre al Pié, que no se le ocurra repetir la Carta iniciada, ya que no tengo ninguna de ésta, por consiguiente de repetirla, le estará poniendo en las manos del Salidor mayoría o también lo pudiéramos denominar como: “Violín Escondido”. Este razonamiento aplica solo a los Jugadores de Métodos, es decir que juegan con la pensada.

2.2.- Cuando no se tiene ningún tipo de Falla, es decir que aún Cuadrando al Pié, nos quedaríamos sin Falla alguna. Debo manifestar enfáticamente que aún dándose las condiciones aquí descritas, he visto perder manos definitivamente imposibles de perder, por eso no vacilo de calificarlo como “Cuadre del Engaño” y sobre todo como un Cuadre Malo o pésimo.

La respuesta esperada, que jugar cuando tenemos 4 piedras de la iniciada por el Jugador “C” con el doble incluido, pues muy sencillo: Acuesten el Doble y no cuadren a NADA, Les garantizo que dominarán la mano.

Si tenemos 3 piedras de la jugada por el Jugador “C”, seguiríamos teniendo mayoría y sigue siendo malo el cuadro al Pié.

Si sólo tenemos 2 piedras de la jugada por el Jugador “C”, estamos entrando en lo tipificado como el Cuadre a Muerte y sigue catalogándose como un Cuadro al Pié y por consiguiente Malo y haciendo difícil de dominar y ganar la mano.

Que jugar cuando el Compañero nos inicia una Carta alta y firme como solemos decir los que jugamos Métodos, pues muy sencillo acuesten el Doble y observen como el Compañero repite la Carta jugada al inicio de la mano, en función de esta observación, viraremos por completo la conducción de la mano, hacia o contra la piedra iniciada por el Compañero y si no tienen el Doble de la que está dando el Jugador “C”, cuadren a favor del Salidor, para que su Compañero pueda repetir la piedra inicial (desarrollo del violín).

Como última acotación de esta interesante alternativa de juego, debo decirles que este cuadre sólo lo da el Jugador “D” y en su primera jugada, quien tiene por obligación el percatarse de las fuerzas de las jugadas iniciales y de la conducción de la mano. Hasta la próxima entrega, donde seguiremos hablando de las Reglas de Oro del Dominó.